El Borgo medieval, que una vez fue el corazón productivo de la granja Guinigi, consta de varios edificios divididos en apartamentos completamente restaurados en un estilo toscano perfecto, con colores que se refieren a la tierra y los paisajes naturales de las colinas circundantes.

Los apartamentos son de diferentes tamaños, desde pequeños lofts hasta habitaciones con 3 dormitorios, en uno o más pisos, algunos con jardín, otros con vistas espectaculares al valle.

Lugar ideal para disfrutar mejor de los espacios al aire libre en las espectaculares colinas toscanas.

Los huéspedes del Borgo tendrán acceso a los servicios de la Villa, como el SPA, el gimnasio y el parque.

Conexión WI-FI gratuita y aparcamiento. Disponibilidad también alquileres largos.